Páginas vistas en total

viernes, 9 de marzo de 2012


¿Quién eres? 7

El Acercamiento Espiritual

Mas vosotros no habéis aprendido así a Cristo, si en verdad le habéis oído, y habéis sido por él enseñados, conforme a la verdad que está en Jesús. En cuanto a la pasada manera de vivir, despojaos del viejo hombre, que está viciado conforme a los deseos engañosos, y renovaos en el espíritu de vuestra mente, y vestíos del nuevo hombre, creado según Dios en la justicia y santidad de la verdad” (Ef. 4:29-24).

¡Renueva tu mente a la Palabra y vístete del nuevo hombre! Efesios 4:24 plenamente nos revela que tu espíritu nacido de nuevo, el nuevo hombre fue creado por Dios con justicia y en santidad de la verdad. Necesitas reconocer y entender tu verdadero tú en el espejo de Dios. Ahora mismo en tu espíritu, ¡eres justo y santo!

En ocasiones, puedes pensar, me estoy volviendo más santo, pero en realidad, te estás refiriendo a tus acciones en el mundo físico. El grado de santidad en el que vivas exteriormente podrá variar, pero la naturaleza de tu espíritu es justo y es santo.

¡Por esto debes adorarle en espíritu y en verdad! “Dios es Espíritu; y los que le adoran, en espíritu y en verdad es necesario que adoren” (Juan 4:24). Tu espíritu es la parte de ti que cambia completamente. Las cosas viejas pasaron. Todas son hechas nuevas. No te puedes acercar a Dios a menos que vengas a Él a través de la justicia y de la santidad de quien tú eres en el espíritu. 

Nos encontramos en la siguiente, ¿Quién eres? 8

miércoles, 7 de marzo de 2012

¿Quién eres? 6


¿Quién eres? 6

La locomotora o el vagón

Una locomotora puede tirar de un vagón, un vagón no se puede tirar de una locomotora

¿Quién eres, La locomotora o el vagón?

Lascivia = controlado por lo que sientes. “Los cuales, después de que perdieron toda sensibilidad, se entregaron a la lascivia para cometer con avidez toda clase de impureza” (Ef. 4:19).

Hay un tipo de sentimiento compasivo. No niego que tus sentidos existen. Sin embargo, la mayoría de las personas ha pasado el límite simplemente dejándose dominar por las sensaciones que perciben. Han hecho a un lado las intenciones de Dios respecto a los sentimientos y han caído en lascivia, así los sentimientos controlan sus vidas.

Los sentimientos deberían ser el vagón, no la máquina. Fueron diseñados para seguir lo que piensas, no para que dirijan el camino. Cuando dejas que el vagón actúe como máquina, te encontrarás a ti mismo yendo sin rumbo o dirigiéndote directamente a un choque. ¡Para un creyente esto no debería pasar!

Nos encontramos en la siguiente, ¿Quién eres? 7

lunes, 5 de marzo de 2012


¿Quién eres¿ 5


Resultados de la muerte

Cuando un cristiano camina como un no creyente, obtiene los mismos resultados: muerte. Los creyentes que no entienden y aplican el conocimiento de dios en sus vidas, se inclinaron a ocuparse de la carne. Sin el conocimiento y el entendimiento, tu mente no puede ser renovada y la vida de dios en tu espíritu no puede desatarse.

Por esta razón, el primer paso para caminar en esta vida y en paz es entender esta revelación del espíritu, el alma y el cuerpo.

Cuando el entendimiento de un creyente está opacado, está “ajeno de la vida de dios por la ignorancia que en ellos hay, por la dureza de su corazón” (Ef. 4:18). 

En otras palabras, la vida de Dios todavía está ahí, pero están ajenos a ella por ignorancia, la cual se refiere a la mente. Aquí es donde la mayoría de los cristianos viven sus vidas, separados de la vida de Dios que está en ellos, por su propia ignorancia de la verdad espiritual.

En Su Palabra, Dios declara que por Sus llagas, fuiste sanado (1 Pedro 2:24). Vete a ti mismo y pregúntate: “¿Se fue este tumor canceroso?” Todavía sintiendo dolor, emocionalmente exhausto y temeroso, continúas diciendo: “Dios dice que estoy sano, pero no lo estoy. Todavía está ahí, así que no debo estar sano.”

Por adoptar esta actitud, has permitido a tus cinco sentidos dominarte más que la Palabra de Dios. El mismo poder que resucitó a Jesús de la muerte está en ti, pero no lo creíste (Ef. 1:18-20). Dejas que tu mente sea controlada por lo que pueda ser visto en el mundo físico más que el mundo espiritual.

Aun, aunque tienes la vida de resurrección de Dios en tu espíritu, no se manifestará en el mundo físico porque estás ocupado de la carne, lo cual es igual a muerte.


Nos encontramos en la siguiente, ¿Quién eres? 6

domingo, 4 de marzo de 2012


¿Quién eres? 4

Atrapada

Los creyentes no deberían vivir como gente perdida que está atrapada en su mundo físico y carnal. “Esto, pues, digo y requiero en el Señor: que ya no andéis como los otros gentiles, que andan en la vanidad de su mente” (Ef. 4:17).

En contexto, los “gentiles” no eran judíos, alguien que no estaba relacionado con un pacto con Dios. En otras palabras, los inconversos no utilizan su mente para percibir las verdades espirituales.

Efesios 4:18 habla sobre “teniendo el entendimiento entenebrecido.” Si no renuevas tu mente y la utilizas para estudiar y meditar en la Palabra de Dios, automáticamente por el impacto de las cosas del mundo se inclinará hacia lo que puedes ver, gustar, oír, oler y sentir. Esto ensombrece tu entendimiento.

El entendimiento es la aplicación del conocimiento. “Conocimiento”, pone alimento en tu boca y lo masticas. “Entendimiento”, normalmente lo pasas y digieres para que aproveches los nutrientes y puedan ser lanzados en tu cuerpo.

El conocimiento de Dios es crítico, pero debe ser entendido para que pueda serte útil. Sin el entendimiento, no puedes liberar la vida que está en ti.

Nos encontramos en la siguiente: ¿Quién eres? 5 

miércoles, 29 de febrero de 2012

¿Quién eres? 3, Deja que la paz fluya


¿Quién eres? 3

¡Deja Que La paz Fluya!

Ocuparse del espíritu desata el fluir de la vida de Dios en ti, pero ocuparse de la carne lo impide. Dicho simplemente, ocuparse de la carne = muerte, y ocuparse del espíritu = vida y paz (Rom. 8:6).

“Muerte” significa “cualquier cosa que resulte del pecado.” Esto no se limita solamente a la muerte física de tu cuerpo, sino que incluye todos los efectos que progresivamente provocan la muerte como tal (ej., tristeza, soledad, amargura, enfermedad, ira, pobreza, etc.). En este mundo perdido, ser dominado por tus sentidos naturales te produce la muerte.

¡Pero ocuparse del espíritu produce vida y paz! Jesús declaró: “Las palabras que yo les hablo, son espíritu y son vida” (Juan 6:63). Cuando tus pensamientos están dominados por lo que la Palabra dice, estás ocupado del espíritu.

No importa cuáles sean tus circunstancias físicas, ¡Dios puede conservarte en perfecta paz! “Tú guardarás en completa paz a aquel cuyo pensamiento en Ti persevera; porque en Ti ha confiado” (Is. 26:3).

Si tus pensamientos permanecen en Él, tu alma está de acuerdo con tu espíritu y la paz de dios es dada a tu alma y a tu cuerpo. Tu espíritu nacido de nuevo siempre está en perfecta paz, ¡sólo es cuestión de alcanzarla!
Por otro lado, no experimentarás la paz en ti cuando tu mente está fija en tus problemas. 

¡La paz, es una emoción que está ligada a tu manera de pensar! La falta de paz se debe a alguna circunstancia o persona; es porque has permitido a tu mente que sea dominada por todo aquello que puedes ver, gustar, oler y sentir. 

Estás muy ocupado pensando en el daño probable, considerando lo que el problema ha causado a los demás y desmenuzando sus opiniones respecto al tema. Mientras tanto, la paz de dios ha estado presente en tu espíritu, pero no la has alcanzado, ¡Abre esa válvula cerrada y deja que la paz fluya!

Proximo:         ¿Quién eres¿ 4

lunes, 27 de febrero de 2012

¿Quién eres 2?, Realidad, ¿Carnal O Espiritual?



Realidad, ¿Carnal O Espiritual?



¿Quién eres 2?



Porque el ocuparse de la carne es muerte, pero el ocuparse del Espíritu es vida y paz” (rom. 8:6).

Ocuparse de la carne no necesariamente significa “pecaminoso”. Todo pecado es carnal, pero no toda carnalidad es pecado. “Carnal” literalmente significa “de los cinco sentidos,” o “sensual.” Al ocuparse de la carne estás permitiendo a tu mente ser dominada por lo que puede ver, gustar, oír, oler y sentir. Estás ocupando de la carne, cuando tus pensamientos de centran principalmente en el mundo físico.

Aun en lo natural, has aprendido a creer  en las cosas que no puedes ver. Las señales de la radio y de la televisión constantemente te rodean. Las microondas calientan tus alimentos. A causa de los gérmenes te lavas las manos cuando estén sucias. Aunque todas estas cosas físicas no pueden ser vistas, estás muy atento a su presencia en tu vida.

Sin embargo, hay todo un mundo espiritual, incluyendo las verdades que hay en ti, que existen más allá de tu percepción natural. Tu cerebro y tus cinco sentidos no puedes percibirlos, pero tu alma puede, a través de la Palabra de dios. ¡Por fe, puedes creer en cosas que físicamente no pueden ser vistas!

Proximo: ?Quién eres? 3

jueves, 23 de febrero de 2012

¿Quién eres? Parte 1

Se også vandringmedgud.blogg.no
¿Quién eres? Parte 1

Te alejas de experimentar la vida de Dios cuando alineas tu alma con lo que puedes ver, probar, oír, oler y sentir, en vez de creer lo que percibes en la Palabra. Lo que está en tu espíritu debe fluir hacia tu alma en orden de salir del cuerpo y del mundo físico que nos rodea.

Renueva Reconoce Y Experimenta
Pablo oró por su amigo “Para que la participación de tu fe sea eficaz en el conocimiento de todo el bien que está en vosotros por Cristo Jesús” (Filemón 1:6).
“Participación” significa “desatar” o “transferir”. Por ejemplo, te estoy participando, desatando y transfiriendo lo que Dios me ha hablado y ha hecho una realidad en mi vida. “Eficaz” significa que empieza a “trabajar” o a “producir.” ¿Cómo trabaja y produce tu fe? “Por el conocimiento de todo el bien que está en ti por Cristo Jesús.”

Los principios del Antiguo Testamento no necesariamente se aplican a la fe del Nuevo Testamento. Por esta razón conceptos como “obteniendo más fe,” “recibiendo una nueva unción,” “obteniendo más de Dios,” y “recibiendo una doble Proción.” No funcionan.

Por ignorancia la gente dice, “Eliseo obtuvo un doble porción de la unción de Elías. Y esta noche es la noche de recibir una doble porción. Ven y oraremos para que recibas el doble de mucha unción.” Elías no tenía la plenitud de dios. Sólo tenía una parte pequeña. Aunque Eliseo pudo tener el doble de lo mucho que tenía Elías. Sin embargo, Juan 1:16 nos revela, “Porque de su plenitud tomamos todos y gracia sobre gracia.” Bajo el Nuevo Pacto, ¡todos recibimos (tiempo pasado) de Su plenitud!

Como creyente, Dios te dio todo cuando naciste de nuevo. Las cosas viejas pasaron y todas las cosas fueron hechas nuevas. En tu espíritu, recibiste la misma medida de fe, el mismo poder, la misma sabiduría y la misma habilidad como cualquier otro cristiano. Nuestros espíritus son todos idénticos al del Señor Jesucristo en cada área. Tu espíritu no está en proceso de crecimiento y madurez porque ya está completo; ¡ya recibiste todo!

El resto de tu vida cristiana es para aprender cómo manifestar en el mundo físico lo que ya está en tu espíritu nacido de nuevo. La manera en que tu fe se convierte en efectiva, productiva y operativa es por  el reconocimiento de toda cosa buena que hay en ti (tu espíritu) en Cristo. Puesto que sólo puedes reconocer las cosas que ya existen, no puedes reconocer algo que no es una realidad. 

Por lo tanto, para que tu fe a trabajar, usted debe conocer, creer, y reconocer las cosas buenas de ti en Cristo! debes reconocer, creer y escrutar las buenas cosas que están en ti, en Cristo.

Un Tercio Completo

No ves ninguna manifestación de poder, de victoria, de gozo, de nada. Hasta que empiece a renovar tu mente y descubra lo que Dios ha puesto dentro de ti. Conforme empiece a reconocer que Él ya lo hizo, Su presencia y poder comenzarán a manifestarse en tu vida. Las vidas de las personas a las que les prediqué empezaran a cambiar. Reconociendo las buenas cosas en ti, en Cristo, causaron que tu fe operara y produjera resultados sobrenaturales.

La mayoría de los cristianos creen que dios puede hacer cualquier cosa, pero experimentan muy poco.
Ahora que han nacido de nuevo, saben que tienen acceso al Señor. Creen que Dios puede desatar Su poder en respuesta a sus oraciones, pero que algo se realice o no, depende de su actuación:
(ejemplo. Siendo santos, hablando lo correcto, estudiando la Palabra, diezmando, evitando los pleitos, etc.) Este punto de vista hace corto circuito con el poder de dios porque su enfoque está en lo que necesitan hacer, en vez de los que Cristo ya hizo.

No es en Su poder que dudan estos cristianos pero sí en que es Su voluntad que usemos ese poder para nuestro beneficio. Piensan que el poder de Dios está por algún lado y deben hacer cosas para poder obtenerlo.

La verdad es, cuando naciste de nuevo, Dios puso Su poder, unción, victoria, gozo, paz. Todo en ti, en abundancia. La única razón por la que no se están manifestando en tu alma y cuerpo es por tu mente no renovada. No es que dios no lo haya dado pero es que tú todavía andas buscando en el mundo físico en vez de Su espejo espiritual.

¡Un tercio de tu salvación ya está completa! Ahora mismo, tu espíritu es tan salvo, santificado, santo y lleno de poder como lo estará por toda la eternidad. Algún día recibirás un cuerpo nuevo y una nueva alma que se identifique con tu nuevo espíritu.  Hasta entonces es tu alma y cuerpo que están en el proceso de cambio, pero no tu espíritu. Hasta la segunda venida de Cristo, o cuando mueras y te vayas con Él, el cambio en tu alma será completamente instantáneo. 

Después de que el Señor regrese, tu espíritu y alma serán unidos con tu cuerpo glorificado. En ese momento los tres serán perfectos. Pero hasta entonces, la vida cristiana es un renovar tu mente y reconocer ya la perfección en tu espíritu para que tu alma y tu cuerpo físico puedan experimentar los beneficios de la salvación.

Conformados O Transformados, ¡Esta Es Tu Decisión!

Así que, hermanos os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional. No os conforméis a este siglo, sino transformados por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta” (Rom. 12:1-2).

¡No estés conforme a este siglo! “Conforme” significa “verterse en el molde” En la vida, enfrentarás presiones de este mundo, del diablo, de los no creyentes y de las circunstancias. Con todo esto no puedes evitar ser fundido, pero si puedes escoger en que molde eres depositado. Cuando las presiones vienen, ¿te volverás amargado o mejor? Cuando ardientes pruebas se levanten, ‘permanecerás victorioso o serás derrotado? La elección es tuya, pero  ¡serás cambiado!

¡Sé transformado al renovar tu mente! “Transformado” en griego es la misma palabra que se deriva de “metamorfosis.” Es el retrato de un pequeño gusano hilando un capullo y luego salir de ahí como una mariposa. La manera en que te transformes, cambies, haya una metamorfosis: de estar amargado, ser dañino, estar  enfermo y derrotado a ser amoroso, ser sanado. Estar saludable y ser la persona victoriosa que dios creó, se logra al renovar tu mente. 

Tu espíritu ya fue cambiado y tu cuerpo básicamente es el cabuz de tu alma. Cualquier cosa que pienses en tu alma, tu cuerpo se dejará llevar. No obstante, es tu mente, tus pensamientos, tus actitudes que determinan que experimentes victoria y la vida de Dios en tu espíritu o la derrota y la muerte de la caída del mundo natural. ¡Al renovar tu mente a la Palabra, facilita tu transformación!

La Palabra de Dios te dice cuál es la verdad espiritual. Te da los nuevos valores y actitudes que te deben conformar. Si continuamente ves en el espejo espiritual del señor, empezarás a ver y experimentarás ¡quién eres en realidad!